Una vez al mes nos reunimos a pensar la propia producción, sus motivaciones, obstáculos y logros.


El contexto grupal favorece, enriquece y potencia tu propia obra, desarrollando una  mirada crítica, inspirando, abriendo caminos desconocidos, estimulando nuevos recursos.