Diario "Arte al Día". Buenos Aires, septiembre de 1999 Por Rafael Squirru

En sala de la VYP de la calle Arroyo (Anexo) expuso una serie de trabajos la pintora Graciela Ieger". Se trata de pinturas al acrílico que captan desde ángulos inusuales el paisaje urbano. Tambien se inspira en figuras de caminantes tomadas de frente o de espaldas".

La pintura de Graciela tiene el encomiable valor de la síntesis, que no renuncia a un dibujo de rara probidad (para las épocas que corren) y de un color que marca una paleta segura de sí misma . Considero que Graciela forma parte de esa pléyade de espíritus selectos de una generación (a la) que le ha tocado revolucionar la moda actual, recurriendo al pleno dominio de un oficio tradicional que no deja de ser una rareza. Para concretar estos logros no basta el talento de la joven creadora, hace además falta tener un carácter capaz de superar todos los obstáculos que se interponen entre ella y su obra.