Prólogo a la muestra en Galería de la Recoleta. Buenos Aires, junio 2002 Por Fermín Fèvre, Curador

 

El hombre y su sombra (Situaciones urbanas).

 

Las pinturas que exhibe en esta muestra Graciela Ieger se refieren a distintas situaciones urbanas, en su mayoría escenificadas con el hombre y su sombra. En muchas de ellas identificamos algún lugar de Buenos Aires, pero la artista nos sitúa ante una situación universal del hombre en el escenario de la gran ciudad. Existe una abundante literatura acerca de la soledad humana en el panorama urbano. Es, tal vez, una de las situaciones más frecuentes y características del hombre reducido a sí mismo en la intensa vivencia de estar solo.

 

Para Carl Jung,el hombre es inescindible de su sombra. Va con ella por la vida. El "lado oscuro" da cuenta de la dualidad humana. La sombra se proyecta en uno mismo y hacia los demás. Graciela Ieger trata plásticamente situaciones urbanas de la vida contemporánea desde una visión plástica. Hay en su enfoque, tanto intuiciones como una actitud meditativa que se acerca a la vivencia metafísica. Es por eso que la luz y la sombra tienen un gran protagonismo, así como el tratamiento cromático de su paleta.

 

La referencia al gran pintor Edward Hopper (1882-1967) se hace inevitable. Ha sido una fuente inspiradora escencial para esta artista, sin invalidar por ello sus propias búsquedas temáticas y pictóricas.