La obra de arte acontece en la interacción del espectador frente a lo producido por el artista.
Cada imágen contiene realidades diversas y, cada receptor, interactúa desde su íntima subjetividad.

GRACIELA IEGER nos presenta registros emocionales de Buenos Aires. Ella vuelve una y otra vez sobre nuestra ciudad y la obra se torna más profunda y más entrañable.

Lo urbano desde diferentes ángulos visuales. Cada espectador y espectadora con su individualidad y su momento histórico. El arte como hecho comunicativo y diálogo interpersonal entre quien produce la obra y quien la recibe.

Cuántas Buenos Aires contienen estos encuentros? Cuál elegimos para cada uno de
nosotros?

Gracias GRACIELA IEGER por regalarnos tanta riqueza.

 

Pelusa Borthwick- Curadora